¡Libertad para Gian Marcos!

¡Propaga el mensaje!

La tiranía es una forma de gobierno impura que se mantiene por la fuerza y el engaño, teniendo como único norte la manutención del poder y la complacencia de los amos. Para prolongar su existencia, recurre al amedrentamiento, la persecusión, la tortura y el asesinato.

Venezuela sufre hoy el yugo de una de las peores tiranías contemporáneas, sostenida por una ideología criminal y genocida llamada comunismo. Cada día son centenares de jóvenes quiénes son heridos, secuestrados y hasta asesinados por haber tenido la valentía de expresar sus deseos de una Patria Libre y Digna. Hoy dedicamos un par de líneas para difundir el caso de uno de ellos.

El músico nacionalista

Música: representación del espíritu humano. Los comunistas odian esto.


Gian Marcos Centorame Sánchez
es un joven músico percusionista perteneciente al Sistema de Orquestas de Venezuela, que tanto orgullo ha brindado a nuestro gentilicio. Además, siempre ha sido cónsono con su credo: un artista que consagra su vida a la búsqueda de lo bello y elevado, no puede congeniar con la miseria igualitaria pregonada por el comunismo. Por ello, Gian Marcos no solo es un nacionalista militante de Renacer Nacional, también demostró su virtud en las protestas, llevando sus instrumento musical a cada manifestación con el fin de elevar la moral de quiénes luchan por el futuro.

Como el yugo cubano odia a nuestra estirpe de artistas y guerreros, pone su mira sobre cualquier indicio de rebeldía nacionalista. El día jueves 27 de julio a las 4:00pm, nuestro Gian Marcos Centorame Sánchez fue secuestrado por las tropas infames de la tiranía durante una manifestación en Bello Campo, Caracas. ¿Su delito? Amar a Venezuela.

Gian Marcos se encontraba acompañando con su caja flamenca (instrumento de percusión) al conocido violinista Wuilly Arteaga, cabe destacar que durante la detención de ambos, fueron atacados con perdigones y golpizas. Gian Marcos incluso llegó a recibir una herida de bala, por lo que estamos consternados por su estado de salud. Esta es la paz que nos ofrece el yugo foráneo narco-comunista: la paz del cementerio.

Por su labor como bardo de las batallas, ha sido blanco de la más brutal REPRESIÓN: antes de su ilegal e ilegítima detención, sufrió la instrusión a su domicilio mal catalogada como “allanamiento”, además de haber sido agredido anteriormente. Hoy desconocemos su paradero, solo nos consta que los mercenarios del SEBIN lo secuestraron. Supuestamente a las 8:00am del viernes 28 de Julio Gian Marcos sería presentado ante los tribunales. ¿Qué cargos? ¿Cuáles esbirros lo tienen? Nada de eso sabemos por lo que con toda responsabilidad decimos que Gian Marcos está DESAPARECIDO.

Sus familiares, amigos y compañeros de lucha tememos por su vida. Este valiente joven vino desde El Tigre (estado Anzoátegui) hasta Caracas para luchar por los ideales más nobles, y en represalia se encuentra malherido en alguna celda.

Nosotros no creemos en el pacifismo electoral, los esbirros de la tiranía deben liberar a este joven y demás presos políticos o de lo contrario seremos inclementes cuando les toque a ellos estar en el banquillo de los acusados. Jamás olvidaremos estas agresiones contra el futuro de Venezuela. Asesinos del futuro, eso es lo que son.

Pedimos colaboración a todos los miembros de la Resistencia y sus simpatizantes, para que difundan al máximo este caso de desaparición forzada. Debemos dar a conocer cada uno de estos trágicos episodios, en especial aquellos donde las víctimas carecen del alcance mediático o apoyo de algún partido del status quo.

¡LIBERTAD PARA GIAN MARCOS!

¡Propaga el mensaje!

Sobre nosotros Lucio Cornelio Sila

Nacionalista y autoritario nacido en Santiago de León de Caracas. Absolutamente historicista y espiritual. En guerra permanente contra la decadencia moderna y toda forma de igualitarismo. No concibo la resistencia netamente intelectual: conforme escribo propuestas, me preparo para la batalla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *