Consulta a destiempo, desobediencia a tiempo

¡Propaga el mensaje!

La política es el arte de las apariencias, o al menos ese es el paradigma que caracteriza el arte magno en países carentes de sinceridad en sus acciones. La verdadera política está definida por el enfrentamiento continuo entre voluntades por la realización de un ideal superior, e infortunadamente eso no lo divisamos en el llamado al “plebiscito” luego llamado consulta popular.

Los militantes de Renacer Nacional podemos atestiguar las heroicas muestras de auténtica política en las calles de Venezuela: desde el 2014 nuestra aguerrida juventud respondió al llamado de la Patria y escogió el sendero de la lucha total contra la tiranía. Todo lo elevado en el mundo requiere de sacrificios, y Venezuela no se quedó atrás: más de un centenar de jóvenes entregaron su futuro en nombre de la Libertad y Dignidad de la República.

El sacrificio de esas centurias de venezolanos caídos, la sangre regada por ellos, las familias enlutadas, ¡tanto dolor no puede ser en vano! Hoy la consulta popular llega a destiempo, realizando interrogantes respondidas hace años: con sangre y fuego hemos plasmado para la posteridad nuestra auténtica resolución a ser libres. La caída de la tiranía y la constitución de una República Nacional son la única respuesta válida en este momento histórico.

Consulta popular a destiempo

Ya el nombre original propuesto por la MUD denotaba una tendencia sumamente perniciosa: plebiscito es el nombre con que se le denominaba en la antigua Roma a los comicios donde podía participar la plebe. ¿Es acaso con la voluntad popular de la muchedumbre con que se construye un país? 18 años de chavizmo demuestran que no. Ese terrible fetiche
por “la voz del pueblo” nos ha arrastrado a esta miserable pesadilla.

Las interrogantes plasmadas en la consulta son ingenuas y ambiguas, luego de 100 días de lucha incansable por la caída de la tiranía comunista, la MUD pretende aplacar la voluntad de libertad redirigiendo nuestras energías hacia el rechazo de la constituyente. Tal parece que si Raúl Castro decide renunciar al proyecto de una constituyente comunista para Venezuela, la MUD alegremente “respetaría” el yugo ilegítimo de Maduro y Cabello hasta el 2018.

Consulta popular tardía, cuán diferente hubiese sido el panorama actual, si desconociendo al corrupto y cubano CNE, como ciudadanos hubiésemos activado el referendo revocatorio por cuenta propia. Hace tiempo habríamos designado un gabinete nacional enmarcado por el mérito, el patriotismo, la virtud y el honor.

Reiteramos, la lucha sin cuartel de la Resistencia nacionalista ha sido por la Libertad de Venezuela, lo que implica la expulsión total sin pacto ni negociación del ejército de ocupación cubano y sus agentes marxistas. Queremos la gran limpieza del Estado, el saneamiento ideológico y el Renacer de Venezuela.

Desobediencia a tiempo

A pesar de no estar de acuerdo con esa “válvula de alivio de presión” catalogada como consulta popular, rescatamos el tardío pero aún necesario desconocimiento al CNE y a cualquiera de las esferas de poder destinadas a prologar el yugo de la tiranía.

Los comicios ciudadanos de este domingo tienen ciertas funciones que podemos aceptar:

1. Cumplir con las formalidades necesarias para demostrar a la comunidad de naciones aliadas nuestra voluntad de expulsar al invasor cubano.

2. Demostrar a la ciudadanía su capacidad de organizarse sin necesidad del Estado, hoy secuestrado por la tiranía comunista.

3. Copar las calles de Venezuela con patriotas, como seña de que el socialismo es “por ahora” pero Venezuela es para siempre. De modo que quiénes se tienen que ir son los condenados comunistas con su credo de miseria e igualdad.

4. Ante el desconocimiento de la tiranía, recrudecer nuestra lucha, ya no como Resistencia sino como OFENSIVA TOTAL POR LA LIBERTAD DE VENEZUELA. Lo que implicaría activar una fase inmediata de Rearme Ciudadano.

5. Volver vinculante nuestra lucha con la Venezuela uniformada: El clamor de Libertad hoy es ineludible por las Fuerzas Armadas del país. Tras el resultado positivo de la jornada de hoy, decretamos la obligación de todo militar venezolano de expulsar con las armas en la mano a los artífices y sostenedores de la tiranía comunista.

Nos vemos reflejados en esa oficialidad joven con la que compartimos generación, ambos acudimos a estudios superiores ya sea en la Academia Militar o en las distintas universidades de Venezuela, ambos sufrimos las penurias que nos ha traído la ocupación cubana, y ambos vestimos de luto por los familiares y amigos arrebatados por la miseria y la violencia en que está sumergida la nación. Sepan ustedes que cualquier acción de fuerza en contra de la tiranía estará justificada ante el tribunal de la historia, acogeremos sus movimientos como demostraciones de heroicidad legada por nuestros próceres.

Los civiles hemos dado la talla, nuestra sangre en el pavimento lo atestigua: esperamos por ustedes hermanos en armas.

Renacer nacional asume la postura oficial de acudir a los “puntos soberanos”, no a votar sino a defender la voluntad de libertad asumida por la ciudadanía: estaremos en las colas y en las mesas, custodiando más que las urnas electorales, a los ciudadanos. Si los paramilitares conocidos como “colectivos” pretenden hacer de las suyas, no dudaremos en ningún instante de implementar nuestro legítimo derecho a la defensa. Se lo advertimos, comunistas: si pretenden malograr al venezolano de a pie, serán barridos.

VIRTUD Y HONOR

¡Propaga el mensaje!

Sobre nosotros Lucio Cornelio Sila

Nacionalista y autoritario nacido en Santiago de León de Caracas. Absolutamente historicista y espiritual. En guerra permanente contra la decadencia moderna y toda forma de igualitarismo. No concibo la resistencia netamente intelectual: conforme escribo propuestas, me preparo para la batalla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *